Menú Cerrar

Algo que nos causó (algo de) gracia

Hace poco, a modo de corolario de un breve intercambio de mails entre amigos, nos llegó el siguiente relato/ejemplo/resumen. Los temas tratados giraban en torno a las principales fuentes de desinformación en una organización y sus riesgos.

Muy lejos del estilo de este blog pero de una eficacia innegable, el siguiente párrafo explica cómo uno de los principales riesgos (y uno de los más difíciles de detectar y corregir) está en las propias organizaciones y en cómo, a pesar de que aparentemente el flujo de la información financiera propia tiene un sentido ascendente desde los niveles operativos esto puede ser falso, o al menos lo suficientemente falso como para invalidarla.

Agradecemos a nuestro anónimo (por decisión propia) amigo (también por decisión propia) permitirnos publicar lo siguiente.

Peor que no saber: no sospechar que no sabemos
 
Un tipo toma decisiones.
 
Con suerte las decisiones las basa en información.
Con suerte la información se la preparó otro tipo.
 
Con suerte ese otro sabe preparar la información.
Con suerte la información se basa en datos fidedignos.
 
Con suerte los datos los carga a su vez otro tipo.
Con suerte este otro tipo sabe cargar datos.
 
No sabe lo que es fidedigno.
El tipo que toma decisiones se lo explica.
 
Listo. Se eliminan las dudas. Y se toman decisiones.
 

Sospechamos que además de resumir los pocos temas que surgieron, aprovechó para descargar algún grito que no pudo dar en su trabajo (una de las empresas grandes en serio).

Eso es todo, que sigan bien su semana.

Impactos: 15

1 Comentario

  1. Alicia

    y cuando buscan responsable aparece el dicho: Adan, que hiciste? nada Eva. Eva, que hiciste? la serpiente. Serpiente que hiciste? el……..

Los comentarios están cerrados.